jueves, 1 de octubre de 2009

Ya no disimulan

Tegucigalpa, 30 sep (PL) Los sectores de derecha en Honduras insisten en negar el golpe de Estado, pero el presidente de facto, Roberto Micheletti, reconoció hoy que depusieron a Manuel Zelaya por su orientación hacia la izquierda latinoamerica.

"Sacamos a Zelaya porque se fue a la izquierda, puso a comunistas", dijo el representante del golpismo al diario argentino Clarín, en entrevista concedida en la Casa Presidencial de esta capital.

Según Micheletti, el "único error" fue la forma de derrocar al mandatario constitucional, al detenerlo y luego sacarlo del país, reseñó el periódico de la nación suramericana.

La Organización de Naciones Unidas reiteró durante está semana la condena al golpe militar y exigió nuevamente el restablecimiento de Zelaya en su puesto de primer mandatario.

En las calles hondureñas, describió Clarín, la "resistencia" a favor de Zelaya "sigue cada vez más controlada por policías y militares y con la dificultad de organizarse: los medios opositores fueron callados".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada