miércoles, 7 de octubre de 2009

La OEA exige la restitución de Zelaya y la formación de un gobierno de unidad nacional

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, exigió este miércoles la restitución del mandatario depuesto Manuel Zelaya y la formación de un "gobierno de unidad nacional" en Honduras para poner fin a la crisis política en ese país.

Europa Press

Al dar inicio al diálogo entre los representantes de Zelaya y Micheletti, Insulza dijo que es necesario que "se consideren todos los puntos" del Acuerdo de San José propuesto por el presidente de Costa Rica, Óscar Arias, hace dos meses cuando sirvió de mediador en el conflicto.

"Seguimos convencidos de que en esos puntos se contiene un camino que restablece la democracia y el gobierno constitucional", expresó el jefe de la OEA durante su discurso en el Hotel Clarión de Tegucigalpa.

Insulza hizo hincapié en cinco de los puntos del llamado Plan Arias. Primero, en el restablecimiento del "presidente elegido por el pueblo hondureño", para, seguidamente, formar un "gobierno de unidad nacional" en el marco de la Constitución.

También habló de la necesidad de dar "garantías" a Zelaya y a las autoridades que fueron expulsadas tras el golpe de Estado del pasado 28 de junio, y esto incluye una amnistía para el mandatario depuesto por sus delitos políticos.

El Acuerdo de San José es precisamente uno de los temas que más ha generado confrontaciones entre las partes, ante la negativa de Micheletti de permitir el regreso de Zelaya al poder, pese a las presiones de la comunidad internacional, incluida la propia OEA que considera ilegítimo el actual Gobierno 'de facto'.

A pesar de esta situación, Insulza ha dejado claro que la misión ministros de Exteriores de la OEA no fue a Honduras "para hacer recriminaciones mutuas", sino para "encontrar soluciones concretas a una situación que ya no puede prolongarse".

Para el jefe de la OEA es una avance que ambas partes hayan expresado su deseo por cerrar este capítulo de confrontaciones, por lo que considera que es importante que todos reconozcan los errores cometidos en los últimos tres meses.

"Quienes creyeron que tras la remoción del presidente constitucional era posible normalizar la vida del país antes de iniciar una campaña presidencial, deben reconocer que esa normalizacion no ha sido posible, y que la reacción interna y el total aislamiento internacional crean una situacion insostenible", acotó.

Pero también hizo un llamamiento a los simpatizantes de Zelaya, y a todos aquellos que "hemos pedido" la restitución del orden constitucional, para que reconozcan que "han transcurrido más de cien días desde los hechos sin que ese retorno haya sido posible".

REQUISITOS

Insulza destacó el "interés común para cambiar de rumbo" y poner fin a la crisis política, aunque aclaró que para lograr estos objetivos será pertinente cumplir con algunos requisitos "políticos y de procedimiento" como el "restablecimiento de las garantías constitucionales" y la "restitución de todos los miembros de prensa interrumpidos".

Las garantías para Zelaya de sus condiciones de vida y de trabajo, el "compromiso de todos para evitar alteraciones del orden público" y la elaboración de una "agenda común" con una aplicación de plazos "claros y breves", forman parte también de la lista de requisitos, indicó el jefe de la OEA.

"A nadie le conviene el estado de excepción, el toque de queda (...) no nos conviene el estado actual de las cosas", señaló Insulza al insistir en la "urgencia" de comenzar un diálogo para "evitar que los hondureños sigan pagando lo ocurrido".

"Creemos que ustedes quieren el bien de Honduras y la reconciliación nacional los llamamos a actuar sin intenciones ocultas, dejar de lado propios intereses y estar en pro del beneficio de su patria", concluyó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada