lunes, 5 de octubre de 2009

HONDURAS-DDHH: NO VIOLACION MASIVA, SI RESTRICCIONES, BIEHL

SANTIAGO DE CHILE, 4 (ANSA)- El chileno John Biehl, quien prepara la negociación entre el gobierno de facto y el depuesto presidente Manuel Zelaya, afirmó que actualmente en Honduras no hay violación masiva de derechos humanos, pero sí hechos represivos que no son consignados por la prensa.

En una entrevista al gubernamental diario La Nación, Biehl dijo también que en Honduras percibe cansancio por la prolongación de la crisis junto a posturas cada vez más racionales en ambas partes en conflicto para alcanzar
una solución.

"Hay un gobierno de hecho que está controlando el país, en algunas partes militarmente. Los hechos represivos que suceden no son consignados por la prensa. Se conocen, se habla de ellos, los periodistas van a los lugares, pero
no son informados. El país, en general, se ve en calma; pero prácticamente todos los días ocurren incidentes", reseñó.

En general, el país está funcionando, está en calma", aseveró el enviado de la OEA añadiendo que en el plano político en Honduras "cada vez hay más racionalidad, se percibe que podría llegarse a un estado de mucha violencia y
nadie quiere eso".

"En estos momentos, el gobierno está en una línea de controlar el país firmemente. Pero no hay violaciones de los derechos humanos de manera masiva. Pero hay hechos -que acá no se informan- como el operativo en que sacaron las antenas y equipos al único canal de TV y a una radio de oposición", detalló.

"Hay restricciones, sin dudas. Nosotros tratamos de colocar énfasis en las cosas positivas, en las que van mejorando, para preparar un diálogo que termine con todo esto", subrayó.

Sobre su reunión con Zelaya, Biehl reveló que vio en él "su voluntad de diálogo para resolver los problemas de los hondureños".

"Lo mismo percibo de aquellos que están ejerciendo el poder, donde también ha habido un cambio bastante positivo, en el sentido de volver a entenderse con la comunidad internacional", aclaró.

"La comunidad internacional no apoyará acciones de violencia, que es lo que se quiere evitar. Por eso se está insistiendo en que este diálogo no sea una maniobra dilatoria, sino que sea algo concreto, que pueda ser terminado
con rapidez...Hay que ponerse un plazo, el tiempo es corto, las elecciones se acercan", aseveró Biehl.

"La mayoría de los hondureños quiere este diálogo, por duro y difícil que sea, antes de seguir en una situación que se puede deteriorar. En Honduras hay un cansancio generalizado con la prolongación del conflicto y porque la
polarización ha sido seria. Las partes han recapacitado, reconocen errores y hay voluntad de diálogo", concluyó el enviado de la OEA. (ANSA). MRZ 04/10/2009 21:56

http://www.ansa.it/ansalatina/notizie/notiziari/amcentr/20091004215634957318.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada