jueves, 24 de septiembre de 2009

Otras Valoraciones

Los gringos no hayan cómo actuar en Honduras. Mantienen a los golpistas pero saben que no pueden oxigenarlos hasta noviembre. Ya no hay cómo hacer elecciones y repartirse el botín. El pueblo está prácticamente insurreccionado, al menos se ven brotes importantes, con gente joven que ya hizo escuela en estos meses. Es tremendo lo que se ve, la gente saqueando negocios y pidiendo el retorno de Mel. Y el cerco internacional es cada vez mayor. Lo dicho por la ONU es muy claro. Brasil ayudó a crear esa situación. Lula fue muy duro hoy. Pidió voluntad política para resolver la crisis y ayudar al retorno de Mel. La alusión fue muy clara contra los gringos. Les pido que mostraran volunta, no carita de yo no fui ni de nada tengo que ver. Hacer elecciones con Micheleti en ese escenario es un desastre. Nada lograría..

Pero resulta que para los gringos, la vuelta de Mel al gobierno sería una derrota aplastante. Ellos no se esperaban la entrada de Mel y están paralizados. Lula, que aparentaba tranquilito, fraguaba la estocada. O la decidió ante el lío de las bases en Colombia, que son una amenaza seria, no juego, tanto que Lula le exigió al gobierno de Colombia un compromiso formal de que esas bases no se usarán para agredir a ningún país. Pues bien, con Mel en la embajada de Brasil y el pueblo en las calles, los gringos están atolondrados. Lo único que pueden hacer es negociar con Mel para que se olvide de la cuarta urna, aunque sea por ahora, y se limite a organizar las elecciones. Pero parece que Mel no se quiere limitar a eso. Su rechazo a la propuesta de Arias indica que piensa en cuarta urna y constituyente, para hundir más el cuchillo. Para los gringos y la derecha local eso es muy fuerte. Tratarán de negociar que no se llegue hasta ahí. Pero la postura de Lobo, de quitarle el apoyo a Micheleti si no negocia, no solo muestra que el fin los golpistas se mellaron y su fin está cerca, sino que Mel puede llegar más lejos. Lobo calcula que los liberales no pueden ganar con Santos, porque se dividieron entre los golpistas y quienes siguen a Zelaya, que deben ser mayoría, al menos en la población. Entonces el Partido Nacional, en el cálculo de Lobo, puede ganar, ya que su militancia es más conservadora y está menos averiada con todo este lío, que ha impactado mucho más en el partido liberal. Y Lobo sabe, además, que como Santos no va para ningún lado, el dilema será entre él y el candidato del agrupamiento integrado por la UD, la gente de Zelaya y el movimiento social, que debería ser Carlos Reyes. Y en ese dilema de noviembre, Lobo sabe muy bien que los gringos tendrán que darle todo el apoyo. Por eso se siente fuertecito en la coyuntura. Gorilete va para el piso, los liberales también y él se siente el salvador del sistema ante la amenaza izquierdista. Así está ese rollo.

Por otra parte, aunque los empresarios siguen con Micheleti, no podrán aguantar la parálisis económica y el saqueo popular. Pronto tendrán fisuras, como la que ya hay en los partidos. Micheleti caerá. No hay salida. Pero los gringos aún no hayan el camino de la sustitución. Lula le pide voluntad política para reponer a Mel y ellos no reaccionan. Es parte de su crisis. La parálisis es mortal y tendrán que salir de ella, aunque derrotados.

Ya veremos.

César Villalona

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada