viernes, 25 de septiembre de 2009

5TO PRONUNCIAMIENTO de la CU UNAH-VS

Comisión de Prensa y Propaganda
Nota de último momento:
Rechazamos por completo las acciones terroristas de la dictadura contra el Presidente Zelaya y todos los compañeros y compañeras hospedados en la Embajada del Brasil, porque son un vil atentado contra sus vidas y contra la soberanía brasileña.

QUINTO PRONUNCIAMIENTO

¡ABAJO LA DICTADURA CÍVICO-MILITAR!

¡SÍ A LA CONSTRUCCIÓN DE GOBIERNO OBRERO-CAMPESINO!

Nosotros, estudiantes universitarios miembros de la Coordinadora Universitaria de la UNAH-VS (CU-UNAHVS), tras tres meses de régimen dictatorial cívico-militar, nos volvemos a pronunciar:

Desde el golpe de Estado del 28 de junio de 2009, el gobierno de facto que de él surgió se ha consolidado en una dictadura de corte fascista, cuyo sostén es la participación directa de la clase empresarial-política corrupta en todos los aparatos estatales, y cuya política es el abuso del poder y el terrorismo de Estado en contra de la población indefensa.
El actual régimen de facto profundiza y agrava la injusta distribución del poder que sostenía ya el orden constitucional democrático-burgués que imperaba antes del 28 de junio. La concentración de poder en los representantes y funcionarios de la élite empresarial-terrateniente, acumula en ellos la capacidad de ejercer violencia de Estado contra la población asegurando para sí mismos y sus patrocinadores las leyes y las armas que protejan sus propiedades y posesiones, sus privilegios y su modo de acumular riqueza: la explotación de las clases desposeídas: los obreros, campesinos y pequeños comerciantes,las trabajadoras domésticas y las amas de casa.

La presencia en el país del Presidente Constitucional de Honduras: Manuel Zelaya Rosales, acelera y acrecienta la respuesta  represiva de la dictadura golpista empecinada en conservar el orden legal que establece la Constitución de 1982; y a la vez, impulsa el movimiento de la Resistencia hacia el levantamiento en desobediencia civil contra el régimen para restituirlo a él como legal Presidente Constitucional. Conservar o restituir ese orden constitucional tiene una sola diferencia de objetivos: conservarlo para continuar la explotación de los desposeídos o restituirlo para reformarlo a través de otra Constitución de la República que, hasta ahora, no se ha planteado que servirá para aniquilar esa injusta explotación, sencillamente porque unas meras reformas no lo pueden lograr.

Apoyamos y somos parte del movimiento de la Resistencia, pero no estamos a favor de que su objetivo final sea la redacción de una nueva Constitución dela República que respalde por una o dos generaciones más de hondureños el continuismo de un orden democrático-burgués explotador, y que apenasasigne pequeñas demandas sociales que pide la mayoría de la población pero que deje intacto el orden económico-social que extrae lucro del trabajo humano para acumularlo en las pocas manos de la clase empresarial-terrateniente.

Sí es necesaria una Asamblea Nacional Constituyente pero no en los términos del poder explotador, porque antes es más necesario, más urgente y más vitalun proceso de auténtica organización de las bases de los sectores poblacionales explotados: obreros, campesinos, trabajadoras domésticas, amas de casa, pequeños comerciantes, con el propósito de exponer sus voces, sus necesidades más apremiantes, su potencial para desarrollar formas de convivencia, de producción y comercialización justas en términos sociales y ambientales. Cuando las condiciones sociales y políticas maduren ese proceso de organización a tal grado que sea irreversible y se sostenga por su propia dinámica, y los explotados se comprueben a sí mismos y al resto de la población de que somos capaces de ejercer gobierno comunitario, local, regional y nacional; cuando sentemos las bases de la democracia más genuina y legítima: el poder de las mayorías, por las mayorías y para las mayorías, entonces convoquemos a una Asamblea Nacional Constituyente que será además Revolucionaria, porque será capaz de gobernar el Estado en transición de una democracia burguesa de la élite explotadora a un gobierno democrático obrero-campesino del pueblo libre, soberano e independiente. La Constitución que tal Asamblea redacte no será entonces papel mojado, sino realidad social hecha palabra y poderefectivo hecho Ley.
 
San Pedro Sula, 24 de septiembre de 2009.

CU UNAH-VS

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada