jueves, 24 de septiembre de 2009

La ONU no se cree los comicios hondureños

Redacción
BBC Mundo

La ONU suspendió la asistencia electoral al país centroamericano.

El secretario general de la Organización de Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-moon, aseguró que la situación de inestabilidad por la que atraviesa Honduras, donde se decretó un nuevo toque de queda, no proporciona las condiciones necesarias para celebrar unas elecciones creíbles, por lo que decidió suspender la asistencia electoral al país centroamericano.

Ban "no cree que existan las condiciones para organizar elecciones creíbles que impulsen la paz y la estabilidad", dijo la ONU en un comunicado.

"El secretario general ha decidido suspender la asistencia técnica actualmente brindada por la Organización al Tribunal Supremo Electoral de Honduras".

La ONU dijo estar preocupada "por la actual situación y las acusaciones de violaciones de los derechos Humanos en Honduras" e hizo un llamado a "respetar la inviolabilidad de la misión diplomática de Brasil en Tegucigalpa".

"El secretario general está convencido de que el fin de la crisis en Honduras requiere un acuerdo consensuado y respalda la mediación internacional destinada a lograrlo", señaló un portavoz de la ONU.
Ofensiva diplomática

El gobierno de facto nos dijo que está dispuesto a recibir la misión de cancilleres y al secretario general (...) No vamos a hacer lo mismo que en la misión anterior (...) Nosotros ya escuchamos a todos, ahora lo que nos corresponde es promover una mesa de negociación

José Miguel Insulza, OEA

Por su parte, la Organización de Estados Americanos (OEA) y la Unión Europea (UE) acordaron la vuelta de sus embajadores a Honduras, después del regreso del depuesto presidente Manuel Zelaya a Tegucigalpa.

El secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, anunció en Nueva York que el próximo fin de semana viajará al país una misión diplomática con el objetivo de que ambas partes acaben aceptando el Acuerdo de San José.

"El gobierno de facto nos dijo que está dispuesto a recibir la misión de cancilleres y al secretario general", dijo Insulza. "No vamos a hacer lo mismo que en la misión anterior (...) Nosotros ya escuchamos a todos, ahora lo que nos corresponde es promover una mesa de negociación".

Además, la OEA y la UE acordaron el regreso de los embajadores retirados y el apoyo a una acción del Consejo de seguridad de la ONU para proteger a las embajadas.

Disturbios en Honduras

Algunos supermercados fueron asaltados tras días de desabastecimiento.

Mientras, Tegucigalpa vivió nuevas marchas de los seguidores del depuesto mandatario Manuel Zelaya, después de que el gobierno interino levantara por unas horas el toque de queda impuesto desde el pasado lunes.

A través de un anuncio en los medios locales, el ejecutivo de Roberto Micheletti comunicó la restauración del toque de queda hasta las 6 de la mañana.

Consultado por BBC Mundo sobre los acontecimientos de este miércoles en la capital hondureña, el comisionado policial José Danilo Orellana confirmó la muerte de un seguidor del derrocado Zelaya, aunque fuentes policiales subrayaron que aún se están investigando las causas.

Confusión y caos

Con motivo de la anterior suspensión del toque de queda, desde las 10 de la mañana hasta las 5 de la tarde (de 1600 a 2300 GMT), los hondureños formaron largas filas frente a los supermercados y gasolineras, tras varios días de desabastecimiento y paralización de las actividades económicas que desencadenaron algunos asaltos a las tiendas.

La enviada especial de BBC Mundo al país, Yolanda Valery, también describió una situación de confusión y caos en la frontera entre Nicaragua y Honduras, cerrada hasta este miércoles por razones de seguridad.

El portavoz de la Policía Nacional, Orlin Cerrato, le dijo a BBC Mundo que los disturbios de esta jornada no fueron tan violentos como los de días interiores, aunque confirmó más de una decena de heridos.

También dijo que para este jueves están previstas nuevas marchas en distintos puntos de la ciudad, tanto de los partidarios de Zelaya como del gobierno de Micheletti.
"Sometidos a tortura"

Mientras, el presidente depuesto permanece en la embajada de Brasil sin que se conozca aún cuándo y cómo saldrá de ella.

En una entrevista con BBC Mundo Zelaya aseguró que tanto él como los que le acompañan en esta sede diplomática viven bajo condiciones de "tortura física" y "amenazas".

"Han regado gases tóxicos y tienen cercada la embajada para que entre lo mínimo de alimentos y lo mínimo de servicios públicos", aseguró Zelaya.

"Tuvimos la experiencia de golpes militares en Brasil, Argentina, en Uruguay y muchos otros países y no queremos que se repita. Lo que pasó en Honduras es una muy mala señal que podría pasar en otros países"

El depuesto mandatario también negó haber recibido una oferta de diálogo de parte del gobierno interino de Roberto Micheletti, a quien exigió de nuevo que abandone el poder.

Lula se reunirá con Obama

Por su parte, el presidente de Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva anunció en Nueva York que se reunirá con su contraparte estadounidense Barack Obama para discutir la crisis en Honduras.

De acuerdo a Lula, el encuentro se llevará a cabo en Pittsburgh, donde ambos participan en la cumbre del G-20.

"He hablado con Obama luego de mi discurso hoy y acordamos conversar sobre Honduras cuando lleguemos a Pittsburgh, donde ambos tendremos más tiempo para hablar", dijo Lula.

"Creo que los estadounidenses han actuado correctamente, están avanzando. Seguramente le pediré su apoyo".

"El presidente brasileño también mencionó que Brasil no concederá asilo a Manuel Zelaya porque "no lo necesita como presidente electo democráticamente".

Lula aseguró que Brasil no puede permitir que el caso de Honduras no sea abordado en su totalidad por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

Según dijo el presidente brasileño esto se debe a que "tuvimos la experiencia de golpes militares en Brasil, Argentina, en Uruguay y muchos otros países y no queremos que se repita. Lo que pasó en Honduras es una muy mala señal que podría pasar en otros países".

Lula agregó que espera que los responsables del golpe entiendan que cometieron un error en Honduras.

"Uno no puede ser presidente sin ser electo", aseveró.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada