viernes, 25 de septiembre de 2009

Pagarán sus violaciones

 
Julio Escoto, en uno de sus artículos decía, citando una reflexión inglesa, que cuando alguien está dentro de un hoyo deber dejar de cabar para no hundirse más. El enfrentamiento de clases que actualmente se escenifica en el país bajo modalidades inéditas, fue estimulado por el golpe de estado al presidente Zelaya que los golpista infructuosamente trataron de justificar como legal en virtud que juristas nacionales e internacionales sin excepción echaron por tierra el uso de burdas triquiñuelas: "las intenciones de Manuel Zelaya eran..." ; "públicó en La Gaceta..."; "no presentó el presupuesto..."; "desacató las sentencias de la Corte..." Incluso el CN falsificó una renuncia a la presidencia de Manuel Zelaya, luego de haberse ejecutado un asalto armado, el apresamieno y expulsión  del Presidente.

Hasta aquí se cometieron suficientes delitos como para que sus autores - policías, militares, "empresarios" y políticos de oficio-, pasen en prisión una buena cantidad de años. Pero no les bastó, han seguido cabando en el mismo hoyo con la represión idiscriminada a la resistencia al golpe con saldo de miles de golpeados, heridos y muertos, que suman a las acusaciones contra los fascistas que ahora controlan sin vergúenza alguna el poder político y militar del país con el único derecho que les da la fuerza.

Ayer recibimos, los que tenemos acceso a la lista de FIAN y RDS, notas en las que organizaciones de derechos humanos de mucho prestigio acusan  a empresarios, militares y operadores de justicia ante la Corte Penal e Internacional. El Observatorio sobre la [Situación de los DDHH en Honduras estan haciendo lo propio: condenan internacionalmente el golpe de estado, llaman a no reconocer los resultados de elecciones espurias que pretenden realizar los gorilas, también píden al Consejo de Seguridad de la ONU que tome medidas que detengan los actos represivos del gobierno de facto.

Es cuestión de tiempo para que caiga esta dictadura repudiada por el pueblo hondureño y todos los pueblos del mundo; no obstante, mientras se mantienen en el poder siguen violando los derechos humanos y deteriorando aún más la economía del país.

La solidaridad es más necesaria que nunca.

Rodrigo Garcia
Fri, 25 Sep 2009

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada