jueves, 24 de septiembre de 2009

Defendamos el derecho a la salud, la vida humana y planetaria

Urgente llamado nacional y mundial

                      Urge la atención médica  directa en las comunidades

Juan Almendares

Me dirijo en calidad de medico, Ex Decano de la Facultad de Ciencias Medicas y Ex Rector de la UNAH, a mis colegas, trabajadores y estudiantes de la salud urge la integración de equipos de salud , o personas voluntarias  y a las organizaciones humanitarias mundiales de Salud para que  se desplacen a las comunidades periféricas  y centrales de Tegucigalpa , Comayagüela , San Pedro Sula, y otras a nivel nacional   para que atiendan a las victimas y sobrevivientes de tortura, traumas impactos de bala, toletes y gases lacrimógenos como productos de las violaciones, acrecentadas el 23 de septiembre 2009, por las fuerzas policiales cobras y militares.

Las victimas no pueden movilizarse en los hospitales donde cuerpos militares, policiales y algunos vestidos de civil amenazan a las personas traumatizadas.

Apelo a la conciencia humanitaria  de las autoridades de  Universidad Nacional Autónoma de Honduras,, a los estudiantes , profesores y sindicato y a  las  diferentes carreras de: medicina, enfermería, psicología, farmacia y trabajo social, así como a los Colegio Medico de Honduras, Colegio de Enfermeras, Colegios e Psicólogos, Químico Farmacéuticos, Colegio de Trabajadores Sociales  Sindicato de Trabajadores de la Medicina , gremios de enfermeras Auxiliares a organizar equipos interdisciplinarios de salud.

Este es el momento de poner en práctica los conocimientos y los principios éticos y morales con nuestros hermanos y hermanos hondureños. Las bombas lacrimógenas y los gases picantes y las balas matan y producen enfermedades respiratorias, cardiacas, alérgicas, abortos, ya no solo se trata de disuadir manifestaciones sino de agredir a los niños, niñas, ancianos y mujeres embarazadas en sus propias casas.

La UNAH y sus respectivas áreas de salud podrían coordinar las acciones con los Colegios Profesionales  dirigidas a salvar vidas. Demostremos nuestro compromiso moral con el pueblo sin distingos de razas, credos políticos o religiosos. Aboguemos por la el amor a  la vida humana y planetaria.

Tegucigalpa 24 de septiembre 2009

juan.almendares@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada