jueves, 24 de septiembre de 2009

Presidente Zapatero pide en la ONU retorno de la democracia en Honduras

El mandatario español no acepta que continúe un régimen dictatorial en el país centroamericano. Afirmó que debe haber una fuerte defensa a la democracia en Honduras y que para que el retorno del estado de derecho se dé cuentan con el apoyo especial de España y de la comunidad internacional.

El Jefe del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, aseguró este jueves durante su intervención en la 64º Asamblea General de Naciones Unidas, que la comunidad internacional no permitirá un golpe de Estado como el ocurrido en Honduras por lo que instó a que "la democracia tiene que volver" a ese país centroamericano.

Zapatero aseguró que "la firme defensa de la democracia tiene un nombre, y ante todo un país, Honduras, allí nuestros hermanos de América Latina que han visto consolidar la democracia y especialmente el bienestar de los últimos años han decidido con el apoyo de España, y el del la comunidad internacional que van a ganar este desafío, el desafío de Honduras".

"No aceptaremos "un golpe antidemocrático" en Honduras, dijo el mandatario en referencia al llamado de la comunidad internacional a los líderes de facto a que renuncien al poder.

Al igual que el Jefe del Estado español, sus homólogos de México y Argentina defendieron en una reunión la necesidad de restituir a Manuel Zelaya como presidente hondureño antes de celebrar elecciones el próximo 29 de noviembre.

Respaldaron también la decisión adoptada el miércoles por la Organización de Estados Americanos (OEA) y la Unión Europea (UE) quienes acordaron enviar a todos sus embajadores a Tegucigalpa, al igual que una misión diplomática en apoyo a Brasil en cuya embajada se encuentra refugiado el presidente constitucional y para respaldar la puesta de una mesa de negociación entre las dos partes.

Zapatero también comentó sobre la realización de la Cumbre de la G20, que se llevará a cabo en Pittsburgh, Pensilvania (noreste de EE.UU.), donde se discutirán las medidas que tomarán los grandes países del mundo para contrarrestar la crisis financiera que tuvo como epicentro los Estados Unidos.

Al respecto el mandatario español aseguró que debe existir una economía de integración. "No podemos aspirar al desarrollo económico y social sin la existencia de seguridad y de paz adecuadas para las naciones y los ciudadanos, y a la inversa, no podemos construir una una paz y una seguridad duradera sin un desarrollo que sea sostenible".

El Mundo/ dg-PR

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada