jueves, 24 de septiembre de 2009

Inmediata e incondicional restitución de Zelaya es exigida por la Unasur

La Unasur exhorta a organismos internacionales de derechos humanos a realizar un seguimiento sobre la situación de los derechos civiles en el país centroamericano, donde se ha producido brutales represiones contra quienes exigen el regreso de Zelaya a la presidencia.

La inmediata e incondicional restitución en el poder del presidente constitucional de Honduras, Manuel Zelaya, fue exigida por el conjunto de países que conforman la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), cuya presidencia pro témpore está actualmente a cargo de Ecuador.

En un comunicado emitido el día miércoles, la Unasur además expresó "su profunda preocupación frente a la gravedad de la situación en Honduras" y reitera que, "ante el retorno por medios propios y pacíficos del presidente Manuel Zelaya, exige su inmediata e incondicional restitución en su cargo".

La restitución del presidente Zelaya debe ser en estricto cumplimiento al mandato constitucional interrumpido violentamente el 28 de junio pasado", añade el comunicado de Unasu.

En el texto, la organización subregional condenó enérgicamente el golpe de Estado militar perpetrado en Honduras, al tiempo que ma "manifiesta su firme deseo de que Honduras mantenga la paz interna, basada en el marco de la institucionalidad democrática y en el respeto de los derechos humanos".

En ese sentido, se realiza un exhorto a los organismos internacionales de derechos humanos a realizar un seguimiento sobre la situación de los derechos civiles en el país centroamericano, al tiempo que "repudia la utilización brutal de la fuerza contra los grupos que defienden el retorno a la vida democrática".

Asimismo, Unasur deplora "la imposición del estado de sitio, la suspensión total de los derechos del pueblo hondureño y exige se respete su libertad de expresión y asociación".

Al mismo tiempo, el organismo hizo un llamamiento al diálogo y a la reconciliación nacional para buscar una solución pacífica y negociada de la crisis y llamó a ambas partes del conflicto (Zelaya y los golpistas) a "que se abstengan de toda acción que pudiese aumentar la tensión y la violencia".

"La Unasur demanda el respeto a la inmunidad diplomática, consagrada en la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas, por lo que protesta enérgicamente la privación a la Embajada de Brasil en Tegucigalpa de los servicios básicos", agrega el texto.

"Los Estados miembros de Unasur se suman a la solicitud presentada por Brasil, de que se convoque a una reunión urgente del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas con el propósito de informar sobre la situación relacionada con la presencia y seguridad" de Zelaya en la Embajada de Brasil, reza el comunicado.

Unasur también manifiesta apoyo a los esfuerzos de la Organización de Estados Americanos (OEA) y de su secretario general, José Miguel Insulza, "para restablecer el orden constitucional en Honduras".

Reitera además que "no reconoce a ningún otro Gobierno que no haya sido legal y legítimamente elegido" y ratifica que no reconocerá "ninguna convocatoria a elecciones por un Gobierno de facto".

A final del texto, la Unión convoca a la comunidad internacional a "extremar los recursos necesarios y adoptar medidas para asegurar el restablecimiento del presidente José Manuel Zelaya en el ejercicio pleno de sus funciones y la restauración pacífica de la democracia en Honduras".


Efe/MFD

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada